Banner 468

domingo, 29 de septiembre de 2019

A mí me gusta el Espanyol

0 comentarios
 
A mí, pocas veces me oiréis hablar de fútbol. Y es que, si os digo la verdad, de fútbol entiende demasiada gente. Y yo no soy uno de ellos. Tengo mi manera de ver el juego, de entender qué hace falta y que no, pero jamás me pondré a discutir con alguien sobre si ese jugador no vale, si el entrenador lo hace mal, o si es mejor un 4-4-2 con los puntas abiertos o un 4-3-3 con un mediocentro rotativo. De entrenadores hay tantos como aficionados, y yo ahí no entro. Y no lo hago porque, realmente, a mí lo que me gusta no es el fútbol en sí, sino todo lo que envuelve este deporte. Me explico.

El Espanyol no está haciendo una buena temporada. En general, no juega al nivel que podría dar, eso lo vemos todos, y eso se traduce en malos resultados; es decir, el equipo está en posiciones de descenso. Aún así, el constructivismo hace que, pese al mal juego, haya cosas positivas que destacar entre todo lo que mueve el Espanyol.

Yo no me quedo con la derrota del pasado domingo 22 frente a la Real Sociedad, sino con la excelente jornada que pude vivir con la Federación de Peñas del CD Castellón. Una delegación de tres miembros de la junta de la FedPeCas y dos jugadoras del CD Castellón Femenino se desplazaron hasta el RCDE Stadium y los acogimos, desde la FCPE, como mejor supimos. Almuerzo de hermandad, una visita a la Fan Zone, ofrenda a la estatua de Dani Jarque y asistencia al partido de 1ª División en un feudo que no conocían. A posteriori, su equipo jugaba en la Ciudad Deportiva de Sant Adrià frente al Espanyol B. Fue un día de cordialidad junto con un grupo de aficionados a otro club, que defienden sus colores tanto como nosotros los nuestros y que se desviven viajando y apoyando a los suyos.

Yo no me quedo con el empate a última hora en Balaídos, sino con el excelente ambiente que se vive en el seno de la Penya Runners Espanyol. Ayer, organizamos nuestra 1ª Xerrada en la sede de la PBB Sant Joan Despí, y hoy hemos hecho la fotografía oficial de la temporada 2019/2020 minutos antes de iniciar la 41ª Cursa de la Mercè. Y, pese a los malos resultados, ves sonrisas porque disfrutas haciendo lo que te gusta: vivir el Espanyol, promover el Espanyol, hacer Espanyol.

Yo no me quedo con la derrota de hoy, en casa, contra el Valladolid, sino con poder compartir el 35º aniversario de la Penya Blanc-i-Blava de Cardedeu i Vilamajor con el máximo goleador de la historia del RCD Espanyol, con el Director del Área Social del club, y con amigos de las peñas de Granollers, La Roca, Llinars o Sempre Pericos l'Empordà.

Si algo me ha aportado entrar en el mundo del RCD Espanyol es amistades y vivencias únicas. Conocer personas que piensan como tú: no te puedes estar quieto, hay que movilizar a la gente por y para el Espanyol. Y, claro que quiero que mi equipo gane, claro que me preocupo tras una derrota, claro que no me gusta este inicio de temporada que está haciendo el conjunto de David Gallego. Pero por encima de todo ello, por encima de los jugadores, del juego, de los dirigentes, está el Espanyol. Y el Espanyol somos todos.

Ganemos o perdamos, haremos lo mismo de siempre: todo lo que podamos para el bien del club. Organizar actos en nuestras peñas, asistir al estadio, desplazarse, apoyar, construir. Porque, como dijo una vez un buen amigo, a mí no me gusta el fútbol, a mí me gusta el Espanyol.