Banner 468

jueves, 31 de marzo de 2016

Martius

3 comentarios
 
Llegamos de nuevo a fin de mes. ¿Se ha hecho larga la espera? No lo creo, que en martius habéis tenido dos entradas extra. De aquellas que en ciertos ámbitos llaman bonus track.

Bien. Pues hoy no me voy a enrollar, ya os lo digo. No voy a ir desglosando lo que me han deparado estos últimos 31 días ni os voy a recomendar libros, películas y series. Y no lo voy a hacer por una simple y llana razón: tengo mucho trabajo encima. Es tanto el trabajo, tanto, que me ocupa hasta más que una jornada laboral completa. Y, ojo, que es trabajo no remunerado, eh. Cágate lorito, que dirían algunos.

A veces me pongo a pensar y concluyo que soy imbécil. Que no sé qué hago dedicando tantísimas horas a menesteres que no me aportan ni un solo céntimo. Al contrario, que siempre pierdes plata, o como mínimo gastas más de lo que lo harías si no estuvieras involucrado. Pero, una vez paso la estación de la imbecilidad, el ocaso de mis pensamientos viene siempre acompañado de realización. De bienestar conmigo mismo. De pensar que, por mucho que no vea un duro, me siento tan y tan bien con los trabajos que hago, que ya vale la pena. Así que, me podré quejar, podré refunfuñar y de vez en cuando pasárseme por la cabeza dejarlo todo y dedicarme a nada. Pero no. Me siento bien, y por eso sé que lo que estoy haciendo es lo correcto.

Y os digo esto porque, no contento con todo lo que tengo, si todo va bien, en apenas siete días pasaré a dirigir y locutar un programa de radio en una emisora local. ¿Ahora te metes en radio? Pero tío, ya sólo te faltará tirarte en paracaídas. Pues sí, dentro de poco será lo único que quiera hacer y no haya hecho. Ei, y no lo dudéis, que tarde o temprano también lo tacharé de mi lista de pendientes.

3 Responses so far.

  1. "...A veces me pongo a pensar y concluyo que soy imbécil..."

    O amigo....¡¡Cúanta razón...cuánta ¡¡¡
    No seré yo quien que contradiga.....¿porqué ?
    Pues mira, ya que te abres y me pones fruta apetitosa, te diré:
    Te prodigas poco escribiendo, pero siempre tienes al momento alguien que te responde...porque está detrás de ti.

    Y sin embargo sigues insistiendo...porque sabes que están detrás de ti...
    ¿y cómo es posible que escribiendo esporadicamente las personas me sigan contestando al momento de lanzar los comentarios al aire ?...porque te aprecian, y están detrás de ti.

    Y sin embargo , yo, que : "...A veces me pongo a pensar y concluyo que soy imbécil..." no soy capaz de enviarles un sólo comentario, ni de saludo, durante todo el año.

    Es la tranquilidad de saber que uno es apreciado.
    Un abrazo. Grande
    Salut


  2. Jaime says:

    Cuenta razón tiene...ese hombre con experiencia !!!!
    Salut..Salud

  3. Pues... mira que me sabe mal decirlo... y lo hago con la mirada al suelo, pero tienes toda la razón, Miquel.

    Otro abrazo grande para ti. Y para mi padre, claro.