Banner 468

sábado, 1 de agosto de 2015

Colón Día IV: Cambios de aires

2 comentarios
 
Ir a vivir a casa de mis padres me ha supuesto un cambio de aires. Con Marta vivimos en el barrio de Santo Cristo, un barrio humilde, de gente trabajadora, con edificios que muchos de ellos datan de hace 30, 40 o 50 años. Un barrio habitado, en su gran mayoría, por extremeños y andaluces que vinieron a Cataluña en los años 60 o 70, sus descendientes, y ahora también por inmigrantes marroquíes. Un barrio con bloques de pisos. No es un mal barrio, en absoluto; en Montmeló no hay malos barrios. No cito los orígenes de los habitantes ni el tipo de vivienda por subrayar ningún rasgo negativo, sino porque es notoria la cualidad de humildad.

El barrio donde viven mis padres es totalmente distinto. Está formado por casas, muchas de las cuales han ido pasando en familia de padres a hijos. La gran mayoría de vecinos son catalanes, familias algunas de ellas naturales de Montmeló, pero también hay familias castellanas (ahora mismo me vienen a la cabeza una de La Rioja y otra de Almería; y entiéndase el adjetivo castellano como fuera de Cataluña). Es un barrio más tranquilo, sin tanto movimiento como Santo Cristo; sin locales comerciales, sólo residencias.

Hoy nos han entregado las llaves de nuestro nuevo piso. Dejamos atrás Santo Cristo y vamos al centro del pueblo, al lugar con más idas y venidas del municipio. Al lado de la carretera principal que cruza precisamente toda la localidad, uniendo Montmeló con Granollers y Montornés del Vallès. Nos olvidamos de nuestro primer piso, un lugar íntimo (por usar un eufemismo), y nos mudamos a una vivienda más amplia, en la que confiamos, esperamos y estamos seguro que pasaremos un buen tiempo tirando adelante este matrimonio hasta que, un día u otro, podamos decir definitivamente que nos instalamos en nuestra casa, en nuestra morada.

Así que en los próximos días nos toca ir trajinando cajas y acomodarnos de nuevo. En apenas ocho días habremos pasado de Santo Cristo al centro pasando por la periferia. Esto sí que son cambios de aires.

2 Responses so far.

  1. Miquel says:

    Todo saldrá bien, ya lo verás.
    Al igual estoy un par o tres de dias sin conectarme.
    Estoy a la espera de que me cambien el router porque está obsoleto y le cuesta arrancar y me hace rabiar.
    Un abrazo

  2. Sea donde sea , el todo es estar agusto ya sea un barrio mejor o peor , y como dice Miquel , todo saldrá bién . Que suerte de tenerte por vecino ¡¡
    Saludos crack ¡¡¡¡