Banner 468

lunes, 11 de agosto de 2014

Una de trenes

3 comentarios
 
Se ve que últimamente la cosa va de trenes.

Los meses precedentes a la muerte de mi abuelo, y más concretamente el mes y cuatro días que permaneció ingresado, fueron muy duros para la familia. Fueron momentos de estar muy unidos y de llegar uno donde no pudiera llegar el otro, de hacer esfuerzos fueras quien fueras: esposa, hijo, nieto, yerno o nuera. Cuando todo pasó, se decidió hacer una salida en familia, y así también hacer que poco a poco mi abuela se evadiera de la tragedia.

Aprovechando la afición de mi padre por el mundo ferroviario, el pasado sábado 12 de julio nos sumergimos en un viaje en el mítico Catalán Talgo, el Trans Europ Express que desde 1969 hasta hace apenas cuatro años unió Barcelona con Ginebra. En un modelo Talgo III RD totalmente restaurado, fuimos de la Estación de Francia de Barcelona hasta Tarragona, en donde pasamos el día disfrutando de la visita programada a la ciudad romana de Tarraco. Comer bien, relajarse en una terraza, y de nuevo coger el Talgo para volver a Barcelona.

Un tren con encanto, y más teniendo en cuenta que viajábamos en Clase Preferente. Los espacios, la comodidad de las butacas (¡incluso las de la clase turista!), los detalles de los acabados, la cafetería. Un mundo totalmente distinto al actual. Parece mentira, pero apenas han pasado 50 años.

El pasado sábado 9 de agosto, casi sin esperarlo, surgió la oportunidad de hacer un nuevo viajecito en tren. En este caso en el llamado Tren del Ciment, que en 2014 celebra su centenario; un tren turístico que te lleva desde La Pobla de Llillet hasta la antigua fábrica de cemento, ahora convertida en el Museu del Ciment, en Castellar de n'Hug. Fue un día de montaña entre bosques, ríos y, claro está, la visita guiada a la antigua fábrica Asland, ahora archiconocida por su enorme e impactante sede situada en Montcada i Reixac, justo a la entrada de la Ciudad Condal.

Estas últimas semanas la cosa ha ido de trenes. Quién sabe, quizá durante las próximas tomen protagonismo las motos, o los camiones, o los barcos, chi lo sa.

3 Responses so far.

  1. Jaime says:

    Pasajeros al Tren¡¡¡

  2. Miquel says:

    Fenomenal, ahora solo te falta coger.....el tren de la bruja ¡¡¡¡¡
    Un abrazo ¡
    salut

  3. Yo también soy más de trenes , me gusta más que el avión por ejemplo , lo veo más familiar , el avión es más " frío ". Por lo visto la afición que tu padre tiene por el tren van de padres a hijos ¡¡¡
    Saudos ¡¡