Banner 468

lunes, 30 de junio de 2014

Nuevas intrusiones

1 comentarios
 
Mi abuelo Cisco murió el pasado día de San Juan. Noticia triste, más incluso pensando en que tanto su hijo como uno de sus cuatro nietos se llaman Juan. Este año, las celebraciones de San Juan han ido seguidas de las de la Fiesta Mayor de Montmeló. Han sido unas fiestas apagadas en la familia, como todos podéis entender. Mi abuela, ahora viuda, apenas tuvo fuerzas para bajar al concierto que tanto gustaba a mi abuelo; sólo la insistencia de sus hermanos y cuñados pudieron sacarla de casa un rato. Pero todo río, tarde o temprano, vuelve a su cauce, y poco a poco, a medida que los días van pasando, todo se va aposentando.

Marta y yo ya hace unas semanas que vivimos juntos. Después de años de relación nos hacía especial ilusión empezar esta nueva etapa juntos. Mudanza, papeleo, comprar los utensilios básicos... Mucho trabajo, eso sí. La lástima es que la época no ha sido buena, hemos tenido que compaginarlo todo con el trajín de la enfermedad de mi abuelo, y ni él mismo ha podido ver finalmente la vivienda.

Por otro lado, comentaba el otro día en mi vuelta a la letra virtual que en estos últimos meses habían pasado bastantes cosas, y algunas de ellas importantes. Mi hermano Xavi, por ejemplo, se casó. Ahora ya puede decir que ha dejado de vivir en pecado. Él dejó de pecar para que yo empezara unas semanas más tarde. Cosas de la vida.

Algo también a resaltar es mi falta de empleo. Tras más de un año y medio en el mismo instituto, el contrato expiró, la profesora a la que sustituía volvió y yo, desgraciadamente, me quedé sin trabajo. Ahora, tras todo el follón de estos meses, llevo unos días descansando. No mucho tampoco, no os creáis, que el marrón que hay para arreglar los papeles del paro y poder cobrar una mísera prestación no es pequeño. Pero sí que tengo más tiempo para pasarme por aquí. Así que, ya que, como se dice, no hay mal que por bien no venga, espero que aceptéis de nuevo mis intrusiones por estos rincones perdidos de la mano de Dios. Nos leemos.

One Response so far.

  1. Es muy fácil decir que la vida sigue , pero es que no hay otra es así .
    Pues si Dani muchos cambios tu empancipación con Marta , tu desempleo , la boda de tu hermano , pero por eso mismo , la vida sigue , todo son buenas noticias ( salvo lo del abuelo naturalmente ) excepto el desempleo , pero bueno tu eres joven e inteligente ¡¡ y ya verás como tienes suerte ¡¡
    ¿ vivir en pecado ? no entendí nunca esa expresión , entonces el pecador ahora eres tú... ainsss ... jeje
    Saludos ¡¡

    P.D. Por cierto Matías hoy ha acabado la carrera de Fisioterapia con todo abrobado lógicamente , ya se puede decir que es fisioterapeuta , estamos todos muy contentos ¡¡