Banner 468

lunes, 9 de septiembre de 2013

Lo que el AVE se llevó

2 comentarios
 
Después de meses de no hablaros de Montmeló, hoy retomo el tema mostrando mi punto de vista sobre el cambio más brusco, urbanísticamente hablando, que ha sufrido el pueblo en toda su historia. Porque se han podido construir muchas casas, muchos bloques de pisos, barrios enteros; se ha podido asfaltar el municipio por completo, instalar alcantarillas y hacer pasar por él hasta la autopista. Pero nunca nada ha modificado tanto el pueblo como lo ha hecho el tren.

L'estació vella (fotografia de 1910)
El tren ya cambió mucho Montmeló con su llegada, entre 1851 y 1854. El pueblo quedaba completamente dividido en dos, y solamente se conectaría a través de un puente. Un puente para una población que, no lo olvidemos, por esas fechas contaba con ni más ni menos que siete casas de campo y ochenta y siete en el pueblo.

 Estación construida en 1906 (fotografía de 1931-1936)
El tiempo fue avanzando. La primera estación pasó a mejor vida, y en 1906 se inauguró la que todos nosotros hemos conocido. El edificio clásico y característico de las estaciones de la línea de Francia y de las del Norte. Todas eran iguales. Todas.

Demolición del puente de las vías del tren (fotografía de 2008)
Hace ya más de un lustro, Montmeló empezó a sufrir unos cambios todavía mayores. El paso del Tren de Alta Velocidad hacía cambiar drásticamente la fisionomía de la localidad. Tanto el AVE como el tren convencional se soterraban, y por ello se construía un enorme túnel que cubre ya las vías y que une, aunque sea de forma artificial, las dos mitades del pueblo. Sí, gracias al paso del AVE y al soterramiento de las vías los montmelonins tenemos ahora más facilidades para ir de un lado a otro del pueblo. Hemos dejado atrás el puente de toda la vida (una gran pérdida, no digo que no), pero hemos ganado tres pasos. No es poco.

Estación que reclama ahora el Ayuntamiento (fotografía de 2009)
Pero con la llegada del AVE no todo es bueno. Por la construcción monumental del túnel perdimos un trozo de Les Tres Creus, la montaña símbolo de Montmeló. Que sí, ahora se ha querido subsanar forzando un camino de paseo para unir Montmeló con la zona norte ("El Polígono") de Montornés del Vallés que ladea la montaña. Pero no acaba de ser lo mismo. A la vez, el otro día, en mi diaria salida a correr, me di cuenta de que uno de los tramos del Camí Antic dels Pagesos, a tocar con la Masia del Trenc, también ha sido cortado por la construcción de un puente sobre las vías. Y, por encima de todo, está el edificio de la estación. Con la llegada del AVE se construyó una nueva estación encima del túnel, y la vieja, la que se construyó en 1906, ha quedado abandonada, apartada entre el paseo de Miquel Biada y un gran muro de hormigón. 

Tengo constancia oficial de que el Ayuntamiento ha pedido su concesión, tal como ya sugirió el Centre d'Estudis de Montmeló. La cesión municipal por parte de Adif con el objetivo de, con su mantenimiento, poder utilizar el edificio para, qué se yo, ser la Casa de Entidades, el Museo del Ferrocarril, o un Centro Cultural. Se le pueden dar mil usos.

Pero mientras no se soluciona este tema, el edificio, que ya no luce como antaño con esas ventanas y puertas tapiadas con tochos, se cae a trozos. Se cae a trozos.

N.A.: Siento no poder añadir fotos de mayor calidad ni recientes. El artículo las merecería para mejor ejemplificación.

2 Responses so far.

  1. La foto de la demolición del puente la llegué a ver ¡ lo recuerdo perfectamente....
    Saludos ¡¡

  2. Miquel says:

    Ostras...que buena entrada ¡¡
    Las fotos en blanco y negro se pueden retocar sin problemas...pero las encuentro bien.
    Salut