Banner 468

lunes, 2 de septiembre de 2013

La rentrée

2 comentarios
 
Rentrée es una de las palabras francesas que más me gustan. Aquella acción que siempre vuelve, que se repite. Así mismo se conoce, con tal compactación de significado, lo que aquí denominamos "la vuelta al cole".

Hoy he tenido mi particular rentrée; mi primer día de instituto de este curso 13/14. Ha sido una jornada sin sobresaltos, con un primer contacto con los demás profesores del centro, en particular con los de Secundaria y con los de mi mismo departamento.

Nos hemos saludado, hemos desayunado y nos hemos sentado a trabajar. Y cuando has de trabajar tan codo con codo con tus colegas de asignatura es cuando empiezas a reflexionar. En el centro, los profesores que imparten la misma materia en el mismo curso, obviamente en diferentes grupos, han de saber entenderse y pactar una pauta de trabajo. Las 2, 3 o 4 líneas de un mismo curso han de subir y crecer de un mismo modo; esa es la metodología que se imparte.

Y reconozco que no es sencillo. Yo, como todos, tengo mi manera de organizarme, de administrar mis horas de clase y de gestionar mi grupo tal como yo creo oportuno. Pero esto no es suficiente. Has de saber compenetrarte con tu/s compañero/s y hacerlo del mismo modo, con los tira y afloja que eso conlleva, ya que muy pocas veces tus pensamientos se reflejan al completo con los de tu vecino.

Lo intento, y estoy seguro que, con más o menos esfuerzo, al final acabará saliendo bien, pero un servidor trata de recordar los tiempos en los que era alumno (que, por otra parte, tampoco es que haga tantísimo tiempo) y ve cómo han cambiado las cosas. No estudiaba en el mismo centro en el que doy ahora clases, pero el recuerdo de mi Secundario es que los profesores siempre hacían la suya, sin tener en cuenta lo que hacían las otras clases del mismo año. El grupo B podía estar haciendo un examen de la Unidad 3 y el A tardar tres semanas en hacer el de la 8, o no hacerlo nunca. No había trabajo en equipo entre profesores, y eso se veía a leguas. Temarios distintos, actividades completamente dispares... Contradicciones.

Así, de buenas a primeras, y pese a la dificultad que nos conlleva a los profesores (mucho más cómodo sería hacer cada uno lo suyo, y listos), creo que es mucho más oportuno la metodología que se intenta llevar a cabo ahora y no con la que yo estudié hará, qué se yo, aún no diez años.

2 Responses so far.

  1. Ya comienza el nuevo curso y claro yo creo que en resumen a lo que has escrito yo lo titularía " Cada Maestrillo Tiene Su Librillo " ¡¡ jeje.
    Saludossssssssssss ¡¡¡