Banner 468

martes, 30 de julio de 2013

Vida de rey

2 comentarios
 
Aparezco por aquí un día más tarde de lo habitual. Resulta que ayer yo pensaba para mis adentros Dani, cuando salgas de quirófano, coges y les explicas cómo ha ido todo. Pero qué va. La cosa se alargó mucho, y llegué a casa bastante tarde, con lo que no tenía yo el cuerpo para sentarme delante del ordenador y teclear.

Ah, calla, que quizá es la primera noticia que recibís de mi operación. Entonces os lo cuento. Aunque tampoco hay mucho que contar, la verdad.

Llevaba yo casi dos años arrastrando un quiste pilonidal con absceso. Eso es lo que me dicen los papeles. Si he convivido con eso durante prácticamente dos años (días totalmente normales y días en qué molestaba bastante, todo hay que decirlo), podéis suponer que no era nada grave. Pero claro, tarde o temprano eso tenía que ir fuera de mi cuerpo. Y el día elegido fue el de ayer.

A las 12h entraba en el preoperatorio. Ahí perdí algo muy valioso de mí mismo. El pelo. La depilación que me hicieron fue cuantiosa. Yo pensaba que me rasurarían solamente la zona la zona del quiste, pero nada más lejos de la realidad. Me hicieron un completo. Ahora voy vas fino que un bebé. Yo que tanto he amado siempre a mi vello corporal.

La operación fue la mar de bien. Con una anestesista la mar de guasona, que rato después me vino y me dijo "Me has engañado, ¡eh!" Y es que la sala del postoperatorio es aburridísima. Ahí estaba yo recuperándome de la anestesia cuando, harto ya de esperar y esperar, viendo cómo entraban y salían personas a mis lados, le dije a la anestesista que ya podía mover bien las piernas, que me llevara fuera de la zona de quirófano.

No puso pegas, así que unos minutos más tarde me encontraba ya con mis padres en la sala a la que se lleva a todos los recién operados para que se le acaben de pasar los efectos de la anestesia y miccionen. Pues si el rato de espera dentro de la zona de quirófano fue larga, de la después, aun con compañía, no se quedó corta. ¿Sabéis qué es no sentir nada de cintura para abajo? Qué sensación más particular. No poder mover las piernas, intentarte ponerte en pie y no sustentarte, sentir que entre las piernas no tienes nada de nada... Y claro, de orinar, nada de nada hasta las tantas.

Ahora nada, a reposar durante quince días. Sin practicar deporte ni nada, haciendo pleno uso de mis vacaciones. Vida de rey, como me dijeron.

2 Responses so far.

  1. Miquel says:

    Pues a reponerte ¡¡¡
    me alegro de que todo haya ido en orden y bien.
    salut

  2. Lo primero como bien dice Miquel a reponerte y me alegro que haya ido todo bién.
    Ya me extrañaba a mí que faltases a escribir el artículo .
    Entonces estás como un bebé ¡¡ jejeje , es decir , estás metrosexual al máximo no ?? jejejejejej , y por cierto donde te han operado ? quiero decir no el lugar , sino en la zona del cuerpo , porque según tengo entendido o no sé si he leído mal , pero te han quitado todo el vello del cuerpo ? , pero si te operan un sitio en concreto pues sí que te quiten el vello de esa zona , y no de todo el cuerpo ¡ , vamos digo yo ¡¡ yo no soy médico jejejeje
    Pero bueno ahora como dices en tu encabezamiento ¡¡ vida de rey ¡¡ ahora a pasar bién esos 15 días ¡¡
    Saludos crack ¡¡