Banner 468

jueves, 18 de julio de 2013

Profesor y perico

2 comentarios
 
Hoy por hoy, siendo espanyolista, ser informático es difícil. Y policía. Y carnicero. Y mecánico. Y camionero. Y cualquier profesión que se os pase por la cabeza. Incluso ser profesor, que es a lo que me dedico yo.

Antes de serlo, antes de dedicarme a la enseñanza, fui alumno, al igual que todos vosotros. De estudiante me encontré solo. No había ni un solo perico a mi alrededor. Había muchos barcelonistas y algún madridista, pero de pericos en la escuela solamente estábamos mi hermano mayor y yo. Me encontré con compañeros fanáticos del Barcelona, que no sabían hacer una redacción de Catalán que no fuera sobre su equipo. E incluso con profesores que para enseñarte te ponían solamente ejemplos del Barcelona: la de Historia del Arte, comparando el Coliseum de Roma con el Camp Nou; el de Tecnología, que cuando se enteró de que un servidor era espanyolista se le cambió la cara... Qué recuerdos.

Pero encontré también un profesor, en este caso de Lengua Castellana, que era perico. ¿Y sabéis qué fue lo curioso? Que me enteré de ello tras cuatro años de recibir sus lecciones, y eso que era un profesor cuyas clases siempre me habían gustado. No lo supe antes porque él jamás ponía ejemplos de fútbol, y eso que para explicar morfosintáxis puedes inventar mil frases y hacer volar la imaginación. Pero jamás lo hizo. Fue en mayo de 2007 cuando supe de su sentimiento perico, cuando le dije que tendría que faltar a una de sus clases porque viajaba hacia Glasgow. Es una pena, al final yo no me he podido escaquear... pero, tú que lo puedes hacer, prométeme que te traerás la copa sin asas, me dijo con una sonrisa en la cara mientras sabía que yo había reconocido su espanyolismo.

Ahora, que veo la situación desde el punto de vista contrario, recuerdo a mis profesores y sé bien a quién parecerme y a quién no. Ojo, muchos de mis alumnos saben que soy perico, y la gran mayoría de mis compañeros de profesión también, nunca lo esconderé, pero jamás entro a explicar nada en clase comparándolo con algo blanquiazul. Me parece una falta de profesionalidad y de respeto muy grande hacia aquellos que no comulgan con mi sentimiento. Del mismo modo que a mí no me gustaba que me enseñaran que si Ronaldinho tiene 4 caramelos y Figo sólo 2, Ronaldinho es más feliz que Figo porque Figo es un traidor y Ronaldicho representa Catalunya, tampoco creo oportuno, ahora que tengo la paella por el mango, hacer creer a mis alumnos, que libres son de creer en lo que quieran, que para ir bien lo único que pueden ser en esta vida es pericos.

Por eso en Montmeló, hace ya cuatro años, dimos un fuerte golpe sobre la mesa. ¿Qué es eso de poner el himno culé por megafonía en un centro público? ¿Acaso hay gente que lo ve normal? Pues sí, hay muchísima gente que cree que poner un único himno por la megafonía de la escuela es lo más normal del mundo, lo más respetable y equitativo. Y ahí reside el problema de nuestra sociedad actual, que prostituimos hasta la enseñanza de nuestros pequeños.

Artículo publicado en PericosOnline, 15/07/2013

2 Responses so far.

  1. Miquel says:

    He procurado, y con éxito, no mezclar mis convicciones sociales, religiosas , políticas y morales con la enseñanza.
    Que duda cabe que en alguna ocasión han salido a la palestra, pero las mínimas.
    Siempre he pensado que el ámbito de lo privado está reñido con los "apriorismos" que uno hace de entrever y que marcan juicios de valor. Si dice : " os vengo a dar clase de Arte y Sociedad". Soy creyente, practicante comuniano de Cabet, vigetano y periko...
    No ha lugar.
    Salut

  2. Anda que al cabo de los años no enterarte de lo del profesor... pero claro si no te dió " pistas " sobre su equipo pues normal . Seguramente si hubieras hecho una investigación exahustiva en su cartera .... en su coche.... su llavero... podías haber sabido que era perico ¡¡ jeje.
    Lo que te dijo de Glasgow tiene su gracia con lo del asa , lástima que la copa viajase para Sevilla .
    Y con Miquel no estoy de acuerdo cuando dice que no se puede mezclar esto y tal , vamos a ver Miquel , de lo que es cada es siempre fiel respetando al prójimo.
    Porque no se puede mezclar el ser católico con ser del espanyol ? o el ser católico y votar al pp o psoe por ejemplo ?
    Se puede tener convicciones y se pueden mezclar , yo no voy a callarme ni esconderme si me preguntan si creo en dios o no , si soy de este equipo lo que sea , o mis ideas política , aunque bueno con el tiempo te das cuenta que no sólo estas en desacuerdo con tu idea política rival , sino que los políticos a los que votamos tambien son iguales de chorizos que cualquiera.
    Bueno me he desviado un poco del tema .
    Profesor y Perico ?? ... ¿ y....? algún problema ¿??
    Problema es para el que no entienda esto.
    Saludos ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡